viernes, 13 de julio de 2018

Detener(nos)

Detenernos y observar,
simplemente observar
lo que obviamos.
Observar el rostro de
las realidades que pisamos
a nuestro paso.
Sentir el sol y el humo
del centro de la ciudad,
ser parte del mestizaje
que encierra en sus avenidas
y rincones de los mercados.
Cuándo fue la última vez
que se sintió turista
en su propia tierra?


lunes, 25 de junio de 2018

América

Soy de América
porque la tierra
es la suela que 
cobija mis pies
y mi nariz 
se asemeja 
a la de los pájaros.
Soy de América
porque ni la lluvia 
podría detenerme 
en el camino
y el río me permitiría
cruzar cuando fuese necesario.
De sol a sol 
al final 
podría decir gracias
a quien me ha dado tanto.




sábado, 16 de junio de 2018

Redención

De santos de carne y hueso
pretendemos encontrar la salvación,
más bien la sanación
del espíritu.
Pobres humanos dioses
de su propio cuerpo,
porque su realidad está destinada.
Sin más esperan el
momento de su redención
cuando el fuego
ocupe el cielo y
los muertos ocupen la tierra.
Hasta entonces
reinará la incertidumbre
de la primera trompeta.


domingo, 10 de junio de 2018

Sin preavisos

Entre sombras y de la mano
bailaban dos extraños,
o eso quise pensar,
esperando que uno fuese
el ángel del otro.
Poco a poco,
acercándose al corazón
cada vez más vulnerable
por los giros de una eternidad.
Las horas traslapándose a su lado
y el sudor corriendo por su dermis
mientras un paso más era ejecutado.
La luz tenue que les cobijaba
algún día los hará recordar
o quizá el momento y el lugar
resida en el olvido sin preavisos.


Fotografía: Gabrielle Castillo


domingo, 3 de junio de 2018

Hojas doradas

Páginas doradas
de nuestra existencia
encontradas en 
el camino.
El oro de la naturaleza 
se encuentra en el 
haz de la Tierra.
Se vislumbra en las alturas 
el brillo que buscabas
en los ojos del otro.
Incontables son
los caminantes 
que pasan a su lado
sin alzar la vista.




lunes, 28 de mayo de 2018

Chopin

Apertura.
Los redoblantes marcan el inicio.
La gran mano se asoma a dirigir
las emociones movimiento tras movimiento
hasta estallar en aplausos.
Líneas intersecadas al unísono
titilan notas domesticadas
por los dedos del pianista.
La precisión del oído no permitiría
tan solo un fallo
proveniente del blanco y negro.
Entre el subir y bajar, irónicamente,
encuentran la tranquilidad que alivia sus desvaríos.
Los espectadores, mudos,
sin más se aferran a la escucha.
Creen llegar a la cúspide.
Termina la obra.


domingo, 20 de mayo de 2018

Sin más vértices

El balance camina en tres patas
desde que la naturaleza
negó más vértices como opción.
Reconoció la vulnerabilidad
de sus puntos de inflexión
y los desechó cual borrador
al concluir el informe final.
La entropía creciente
lo movilizó y lo seguirá haciendo
hasta encontrar constancia
y cadencia para avanzar.
Después se tambaleará
- o lo harán tambalearse -
como consecuencia de
las discrepancias en el sistema
hasta el borde
de la inevitable destrucción.