viernes, 20 de octubre de 2017

Desaparición

Vagon vacío,
al otro lado
atiborrado de formas
que se diluyen
con aceleración
creciente.
Me quedé observando
como quien espera
reconocer algo
o quizás a alguien,
pero sin que pasase
el tiempo necesario,
todo desapareció.

viernes, 13 de octubre de 2017

Des-Balance

El ying y el yang,
ya decidirá usted
quien es el bien y el mal.

En aquellos tiempos
parecíamos un gato
aterrado por su sombra
entre callejuelas
de la periferia,
la adrenalina insegura
se sobresaltaba
dentro de nuestros cuerpos.
En tiempos como estos,
con paso apresurado
esquivamos la mirada 
de cada transeúnte 
al pasar.


viernes, 6 de octubre de 2017

Luz

¿Cómo no ver 
la realidad distinta 
si se ve a través 
de un agujero? 
Si creemos que los días
de sol acaban, 
nos mantenemos 
en la oscuridad aparente. 
La llama se enciende 
adentro violenta 
con cada voluntad
trabajando para ver
a otra transformarse.
Así vuela, corre y fluye
la cadena que no espera nada, 
buscando destellos 
de albedrío altruista.

viernes, 29 de septiembre de 2017

Agua clara

Voy caminando en ríos 
y me sedimento 
al perder la fuerza
que mueve la corriente.
Voy caminando 
en búsqueda 
del encuentro 
con el sentido,
el mar inmenso 
que atrapa a tantos,
para no flotar más
entre tantos cuerpos 
imparables desafiando
mi razón al chocar 
con personalidades
inamovibles.


sábado, 23 de septiembre de 2017

En escena

1...2...3
Tenue luz, 
escena, 
cambio,
palabras que
resuenan en mi mente.
Dejemos imprecisiones
que afecten 
lo vertiginoso
de este ritmo.
Euforia y desesperación 
tras bambalinas,
todo lo que se
necesita sentir.



viernes, 15 de septiembre de 2017

De caudillería

Viendo en retrospectiva,
no encuentro el inicio
del final del nudo,
el centro,
que colocaste adrede
en mi historia.
Donde fuiste caudillo
con gesto
del cambio
y de la circunstancia
sin buscarlo,
llevándonos a este punto
en el espacio
y tiempo
que pudo haber sido
irreconocible.



viernes, 8 de septiembre de 2017

Me dijiste que no temías a nada, pero mentiste.

Me dijiste que no temías a nada,
pero mentiste.
Pues el temor 
no se considera virtud.
Aferrándote para no caer
huyendo de criaturas
que reptan 
o caminan en ocho patas.
Aferrándote a la luz
antes de que anocheciera
escapando de cualquier 
espacio confinado 
que te quisiera oprimir.
Te dije que no temía a nada,
pero la verdad,
debo confesar
mentí.