viernes, 17 de febrero de 2017

Tiempo y memoria

Todos dicen que el tiempo corre, pero yo creo firmemente que el tiempo vuela, sí vuela, sin ataduras que lo amarren al suelo. El tiempo me revela cada noche una pizca de lo que vendrá, el futuro incierto dirán algunos por allá y otros dirán que son tonterías. Pero de lo que la humanidad se ha convencido es que ha sido complicado descifrarlo intentando separarlo en períodos cuando todo es un ciclo, así como una espiral que da vueltas en el mismo lugar. El tiempo infinito nos ha acompañado y lo seguirá haciendo.
      Como decía al inicio el tiempo vuela últimamente, tratando de alcanzar una meta que no se ve a lo lejos y que ninguno de nosotros puede ver. ¿Cuántos segundos mirando a la nada? ¿Cuántos minutos ante un ser inerte que nos aleja intentando acercarnos? ¿Cuánta vida desperdiciada hasta despertar? Si el tiempo tuviese voz les diría que como él vivan sin cadenas al suelo que les impidan arriesgarse para convertir momentos en magia y revivir momentos empolvados.

Pintura: La persistencia de la memoria, Salvador Dalí.

2 comentarios:

  1. Muy lindo y muy atinado el poema!! Y el cuadro que utilizaste para ilustrarlo uno de mis favoritos... Dalí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias ❤ Y si, el surrealismo de Dalí es uno de mis favoritos también.

      Eliminar